LIBRO DE HORAS DE LA FLORA

Horae Beatae Mariae Virginis (La Flora), o Libro de horas de la Santísima Virgen María («La flora») destaca por la suntuosidad colorista, feliz invención paisajística, que conforman el aparato ilustrativo y decorativo.

Es uno de los más famosos libros de horas de la Biblioteca Nacional de Nápoles, denominado comúnmente La Flora. 

El encanto de este manuscrito consiste no solo en su singular belleza, sino también a

  • Complejidad de la sucesión de los diferentes propietarios
  • Numerosos artistas que contribuyeron a su realización, lo cual da vida a un frondoso contexto cultural y artístico en torno a él, a una excepcional riqueza y variedad de los ciclos iconográficos. 
 

Amplio y complejo, el aparato ilustrativo se articula con una inusitada abundancia de lasanotaciones a pie de página” del Calendario; a medida que pasan los ciclos de imágenes que, en la suntuosidad de la página completa, en la riqueza figurativa de las páginas del inicio, introducen a las divisiones internas del códice; de compleja y múltiple articulación de los bordes decorados con miniaturas de pequeño formato.

libro-de-horas-de-la-flora3
libro-de-horas-de-la-flora4

Maestros del Libro de Horas de la Flora

La dificultad de reconstruir el proyecto iconográfico de la Flora reside en el hecho de que se le atribuye la ejecución de las miniaturas a cuatro maestros

  • Simon Marmion
  • Libro de Oraciones de Dresde
  • Maestro del primer libro de Oraciones de Maximiliano
  • De los libros de Oraciones en torno a 1500, colaborador del anterior

Todos ellos trabajaron en el manuscrito en momentos diferentes.

Simon Marmion (1425-1489) es autor del ciclo de miniaturas a página completa más antiguo y más prestigioso del códice. Fue un pintor y miniaturista francés, seguidor de la escuela Gante-Brujas.

La ilustración de la secuencia de los Salmos y de los Votos, algunas miniaturas a media página del Oficio de la Virgen y los cuatro bordes historiados en la serie del Mesías. Dichas representaciones son las más originales del códice, están vinculadas al Maestro del Libro de Oraciones de Dresde, quien realizó el conocido y vivaz Breviario de Isabel la Católica.

El siguiente autor es el Maestro del primero Libro de Oraciones de Maximiliano, completó con ayuda de los miniaturistas de su taller, las ilustraciones del manuscrito, realizando algunas miniaturas de las Horas de la Pasión, otras a media página del Oficio de la VIrgen, y otras muchas de la serie de los Votos.

Por último, el Maestro del Libro de oraciones de 1500, minió los 24 pies de página del Calendario, algunas miniaturas a media página del Oficio de la Virgen y una de las horas del Espíritu Santo.

Análisis del libro

Del análisis de la estructura física del códice, se evidencia también que 27 de las 36 miniaturas a página completa, 22 son de Simon Marmion y 5 del Maestro de Maximiliano. Por lo que, es difícil hacer hipótesis sobre si fueron previstas en el proyecto inicial o si han sido recicladas de otros manuscritos. Es decir, adquiridos en una etapa ya avanzada de su realización, se agregaron a posteriori, “citadas” en las hojas insertadas en la recopilación, según un criterio y de una modalidad de composición difícil de identificar.

La profusión de imágenes, la belleza de la producción figurativa, la complejidad de la composición, revelan en este libro de horas la voluntad de celebrar la palabra de Dios con una riqueza decorativa que hace de la Flora un objeto precioso, digno de ser dedicado u ofrecido como regalo al soberano de Francia.

Completa la decoración del manuscrito la riquísima ornamentación marginal, que se extiende por todo y los cuatro los márgenes de las páginas principales.

El magnífico uso del color es propio de las iluminaciones del Renacimiento en la corte de Borgoña, que estuvo estrechamente relacionada con la corte flamenca.

Varios estudios han demostrado que el manuscrito no se elaboró para Carlos VIII de Francia. Se llegó a este descubrimiento gracias a la datación que se hizo de su escudo de armas, el cual aparece en un medallón dorado acompañado de la letra K, y que corresponde a una adición posterior. Se cree que nuestro códice fue creado en primera instancia para un burgués sobre 1483.

Actualmente, el libro de horas de la Flora forma parte de la colección Farnesio, que acabó en Nápoles desde Parma a consecuencia de la conquista de Nápoles por el rey español Carlos III.

libro-de-horas-de-la-flora5
libro-de-horas-de-la-flora6

CARACTERÍSTICAS DEL FACSÍMIL

  • Lugar: Bélgica
  • Fecha: 1489 / 1498
  • Iluminador: Simon Marmion, Maestro de Libro de Oraciones de Dresde, Maestro del primer libro de Oraciones de Maximiliano, Maestro del Libro de Horas de 1500.
  • Ubicación: Biblioteca Nacional de Nápoles
  • Signatura: Ms. I. B. 51
  • Lengua: Latín
  • 368 hojas, pergamino: iluminado; 20,4 x 13,4 centímetros

CONTACTA CON NOSOTROS

Logo-libro-de-horas