LIBRO DE HORAS DE FEDERICO III DE ARAGÓN

Una joya de entre los manuscritos iluminados.

Federico III de Aragón, último soberano aragonés de Nápoles, encargó este espectacular libro de horas
libro-de-horas-federico-iii-de-aragon-san-pedro

Miniatura de san Pedro. 

Marco que simula la rotura del pergamino en el que se inserta la miniatura.

libro-de-horas-federico-iii-de-aragon4

Textos en letras doradas enmarcados en una rica ornamentación floral con incrustaciones de perlas y piedras preciosas


¿Quién FUE Federico III?

Federico III de Aragón fue rey de Nápoles entre 1496 y 1501.

Sin embargo, no estaba destinado a ser rey, pero tras la muerte de su hermano, Alfonso II, y su sobrino Fernando II le proclamaron rey de Nápoles.

Por aquella época, Nápoles era un reino pequeño pero muy estratégico, por lo que existió mucha controversia respecto a su reinado.

1500

Para empezar, en 1500, Luis XII de Francia, reclamaba sus derechos sobre el trono napolitano. 

Pactó con Fernando II de Aragón (Fernando, el Católico), en el tratado de Granada, bajo la intervención del Papa Alejandro VI (el Papa Borgia), donde acordaban la ocupación militar del reino, de manera que quedaría repartido entre ambos. 

Tras la Primera Guerra de Italia, el reino quedó agotado militar y económicamente. En consecuencia, Federico I no pudo hacer frente a ambos contendientes, porque en Italia solo tenía el apoyo de la familia Colonna. 

1501

Por lo que, en 1501, en la Segunda Guerra de Nápoles, Federico I fue depuesto, relegado a Ischia, y, llevado a Francia como prisionero.

Con lo cual, el reino estuvo dividido entre Francia y Aragón hasta 1504, con el tratado de Lyon. 

1504

En ese momento, Fernando II de Aragón consiguió que le cedieran por completo el reino de Nápoles. De manera que, se mantuvo bajo la soberanía de los reyes españoles hasta el final de la Guerra de Sucesión Española.

¿Por qué es tan importante este manuscrito?

Historia

La historia de este manuscrito está relacionada con las turbulencias que conoce Europa, en aquel momento, y, con los personajes más relevantes de la política internacional.

Federico III de Aragón, humanista, como su hermano Alfonso II, abandona Nápoles cargado de manuscritos, tapices, y también literatos, poetas de la corte; además de algunos iluminadores, que le eran leales.

Autores

Uno de esos iluminadores era el italiano Todeschino. Trabajó para la familia real de Nápoles, siguiendo al rey Federico al exilio. 
La propia composición del manuscrito es particular. 

Este manuscrito se realizó en Tours, Francia.

Según algunos especialistas, la realización del conjunto del proyecto del manuscrito fue confiada al italiano, que diseñó el conjunto de la decoración. 

Sin embargo, las escenas de la pasión de Cristo de la Biblia fueron realizadas por el francés Bourdichon sobre finísimas hojas de vitela que, seguidamente, fueron pegadas sobre el manuscrito decorado de antemano por Todeschino. 

Cualquiera de ellos, repasaron los márgenes de las escenas que, a modo de joyero, había realizado el veneciano. 

Dichos bordes presentan piedras preciosas, perlas, collares, ornamentos dorados en formas de sirenas, esfinges, así como efectos de roturas en el pergamino a modo de trampantojos. 

Un delicadísimo y virtuoso trabajo, que realza la belleza de las miniaturas que contienen.

Las miniaturas principales son obra del francés Bourdichon. El uso del claroscuro, la creación de la atmósfera, los relieves dorados, convierten escenas corrientes en composiciones sutiles y delicadas, quizás las más delicadas de toda su obra. 

De hecho, Bourdichon tiene un estilo extremadamente particular con personajes frecuentemente imponentes.

Observamos también una característica en los rostros femeninos, pues con esos rostros redondeados y angelicales imponen su presencia y conmueven a partes iguales.  

 

Es destacable, también, el empleo generoso de oro decorativo, particularmente en el vestido azul de la Virgen María con numerosos y grandes plieges de largas líneas paralelas resaltadas en oro.

Sin duda, una joya, un libro de rara elegancia, entre los libros de horas

libro-de-horas-federico-iii-de-aragon2

La ornamentación de cada página es única y ricamente decorada.

libro-de-horas-federico-iii-de-aragon8

El león se identifica con Marcos, porque su Evangelio comienza hablando de Juan Bautista “voz que clama en el desierto”, esta voz sería como la del león.


¿Cómo llegó
a estar en la actualidad en la BNF?

Federico murió prisionero en Tours en 1504. Enterrado en la Real Cartuja de Vall de Crist, en la Villa de Altura, en Castellón, a petición suya en su testamento.

Todo apunta a que, tras su muerte este valiosísimo y suntuoso manuscrito pasó a manos de la realeza española, pues, nos consta, que perteneció a Felipe V. Así que, es posible que a su muerte el códice viajara con él hasta España y estuviera en nuestro país durante más de tres siglos.

Pasa a formar parte de la Colección del Palacio Real

Con posterioridad, este manuscrito pasó a la colección del Palacio Real, lugar de donde fue sustraído por José Bonaparte

Más tarde, fue capturado por las tropas del Duque de Wellington, tras vencer en la batalla de Vitoria de 1813. Momento en el que, Bonaparte intentaba sacarlo de España; como tantas y tantas obras de arte, que fueron saqueadas por franceses e ingleses durante la Guerra de la Independencia

Libro de estudios

La autora del libro de estudios es la profesora de Historia del arte Medieval,  Teresa d’Urso, es especialista en: 

  • Miniatura italiana y franco-flamenca
  • Miniatura de la Edad Media y el Renacimiento
  • Ha realizado numerosos estudios de los dos autores de este manuscrito, Jean Bourdichon y Giovanni Todeschino.

CONTACTA CON NOSOTROS

Logo-libro-de-horas